Retrato de una experiencia

Era la primavera de 1965 y a Estados Unidos se le estaba poniendo en contra su política exterior. Toda la sociedad se unía para enfrentar pacíficamente una guerra en Vietnam, a la cual el presidente Lyndon Johnson se había adherido. El conflicto bélico había comenzado en 1958, en el contexto de la guerra Fría y era en principio un enfrentamiento entre Vietnam del Sur y Vietnam del Norte. Estados Unidos apoyo a los sudvietnamitas entre otras cosas, por la preocupación que le generaban los avances del comunismo. Vietnam del Norte ya había caído en ese entonces bajo la influencia Soviética.

En un principio los medios y la sociedad Estadounidense apoyaron la intervención, pero luego del evidente horror que generó esta guerra hubo un cambio de actitud y la gran mayoría del país se unió para enfrentar al sistema.

El resultado fueron movimientos pacifistas, masivas marchas, manifestaciones contra la guerra y el auge de la ideología hippie que alcanzó a miles de jóvenes.

“Ejércitos de la noche”, es un fiel retrato de cómo Norman Mailer, un escritor de renombre para la historia de los medios en Norteamérica, vivió una de estas masivas movilizaciones. Mailer nació en Nueva jersey en 1923 y en su adolescencia fue reclutado para el ejército de su país durante la segunda Guerra Mundial, sirviendo en el Sur del Océano Pacífico. En consecuencia de sus experiencias personales durante la guerra, pública Los desnudos y los muertos, novela que lo hace internacionalmente famoso.

Buena parte de las obras del autor, son de naturaleza política y se convirtió, además, en un escritor antisistema- que criticaba la violencia, la agresión y la corrupción de la sociedad Estadounidense.

Los ejércitos de la noche se público en 1968. El subtitulo – La historia como novela, la novela como historia-, hace referencia a la doble intencionalidad del libro de Mailer.

Por un lado, hay una primera parte donde el autor se convierte en protagonista, recurriendo así al estilo non-fiction, en el cual el punto de vista autobiográfico logra describir con precisión la marcha y la preparación de la misma. Mailer es un genio en los detalles pero muchas veces cae en repeticiones absurdas y en relatos aburridos que traban el ritmo de la trama.

El escritor narra su experiencia de la participación en la marcha sobre el pentágono, explicándoles a los lectores, no solo el papel que tuvo sino también criticando ácidamente tanto a la sociedad Norteamericana como a los gobernantes y la prensa: “Los periodistas deformaban las acciones de uno, y eso ya es bastante doloroso, pero mutilaban y destrozaban y alteraban y quebraban las palabras y frases que uno pronunciaba. Hasta un buen autor parecía siempre, en letra impresa, un idiota sobrecargado”.

Es muy interesante igual, la manera en que Norman Mailer, puede despegarse de su propia persona y hablar libremente de si mismo con crítica, ironía y ridiculez -“Mailer esta tan enamorado de su estilo como un tenor italiano de sus cuerdas vocales”-, y como aprovecha de ese recurso para criticar el tratamiento que tuvieron para con el, los medios de comunicación durante gran parte de su carrera.

La segunda parte del libro, puede ser considerada más histórica quizás. Se explican las diferentes motivaciones que lograron esta multitudinaria marcha y como personas muy diferentes se unieron con el objetivo común de terminar con la guerra de Vietnam: “Un ejercito de ciudadanos de ambos sexos, todas las edades, los hippies, empresarios, soldados”.

El relato en esta segunda parte es mas lento, Mailer ya no es protagonista sino un mero observador quien cae en una descripción académica, lenta y desabrida de los mismos hechos que antes había descrito tan apasionadamente.

Sin embargo, fuera de lo denso que puede ser el relato para aquellos inexpertos en el tema, el libro es una pieza histórica para entender desde adentro toda la ideología y estética de las marchas pacíficas contra la guerra de Vietnam desde el punto de vista de un autor que no fue a cubrir en calidad de reportero, sino que fue uno de los principales participantes en la demostración y que narra con sinceridad lo negativo y positivo de la década del 60´, sin ningún tipo de prejuicios ni tabúes y con un estilo muy fiel al suyo, cargado de humor negro, sátiras, ironías y las tan particulares alusiones al sexo y al alcohol.

Norman Mailer

Por Sofía Ferreira

Anuncios

One Response to Retrato de una experiencia

  1. nopublicable dice:

    me acuerdo q no te tenías fe para esta nota sofi, pero me pareció una muy buena reseña del libro de Mailer. El análisis del último párrafo es exelente.
    Mande fotito del escritor para los que decían que a este blog le faltan imágenes 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: